Con un final vibrante, finalizó el Grupo H del Mundial de Rusia 2018 que clasificó a Colombia y Japón a los octavos de final.

En Samara, Colombia derrotó 1 a 0 a Senegal y quedó como líder de la zona con 6 puntos.

Sin James (salió lesionado en el primer tiempo) y con un Falcao demasiado estático, lo de Colombia tiene rasgos milagrosos. Dejó de sufrir con la aparición de un defensor, Yerry Mina marcó el único del gol del partido para los cafeteros, a los 74 minutos de cabeza y adquirió una inyección anímica de adrenalina que hará explotar de vida su corazón.

El ADN africano volvió a jugarle una mala pasada a una buena selección senegalesa. Aflojó las marcas en un córner y se encontró demasiado tarde en desventaja. Quiso empujar sobre el final y hacer un gol, pero Mane no brilló y la mayor cantidad de tarjetas que Japón lo dejó sin nada.

Para Colombia nace un nuevo torneo. Hasta aquí deficitario, deberá encontrar más circuito de juego para abastecer a Falcao y volantes que rompan un poco más.

 Japón avanzó por Fair Play

En Volgogrado, Japón cayó 1 a 0 con Polonia, pero avanzó de fase gracias al desempate por Fair Play.

El gol polaco lo marcó Jan Bednarek, a los 59 minutos. Nipones y africanos igualaron en puntos, goles a favor y en contra y resultado entre sí (2-2). Por lo que Japón se vio beneficiado por haber recibido 2 tarjetas amarillas menos (4-6) y se quedó con el segundo lugar del grupo.

Ahora, Colombia se medirá ante el 2º del Grupo G (Inglaterra o Bélgica) y Japón, ante el equipo que finalice puntero de dicho grupo (Inglaterra o Bélgica).