Foto Clarín

La CGT definió no llevar a cabo el paro general que tenía previsto para mediados de noviembre, luego que desde el Gobierno propusieron un bono de $5000 en dos cuotas.

Lo que iba a ser el quinto paro general contra la política económica del gobierno de Mauricio Macri, finalmente logró ser desactivado tras la propuesta que realizó el Ejecutivo nacional  a los dirigentes de la Central Obrera.

La decisión se tomó luego de  la reunión de la cúpula donde dejaron sin efecto la medida de fuerza. Uno de los líderes de la CGT, Héctor Daer confirmó que el Gobierno firmará un decreto en el que establecerá que se pagará un bono de $5.000, en dos cuotas (noviembre y enero), a los trabajadores del sector privado. 

“Esto posterga cualquier decisión de medida de fuerza”, señaló el dirigente que comunicó la conformidad de la central con el borrador del decreto de necesidad y urgencia que firmaría el presidente Mauricio Macri en las próximas horas.

Daer habló después de tres horas de reunión del consejo directivo cegetista en la que se analizó el borrador en el que se precisa el pago de un bono extraordinario de 5 mil pesos. De este modo quedó prácticamente descartada la posibilidad de un paro general por 36 horas para la última semana de este mes, en las vísperas de la reunión cumbre del Grupo de los 20 (G20).

Según informó Daer, este bono también alcanzará a los trabajadores de empresas del Estado, pero no a los empleados estatales, que por estas horas negocian el bono y la reapertura de paritarias entre el sindicato UPCN de Andrés Rodríguez y el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra.